top of page

Pilates y Osteoporosis "Una gran combinación"



¿Sufres de osteoporosis u osteopenia? Esta condición, caracterizada por una masa ósea baja y huesos quebradizos, hace que las personas que la padecen sean más propensas a sufrir fracturas o roturas, especialmente en la cadera y columna vertebral.


Sin embargo, muy contrario a lo que la mayoría de personas que la sufren cree o teme, el ejercicio suele ser una gran ayuda para mejorar esta condición, ya que el sedentarismo es uno de los principales responsables de la disminución de la densidad ósea, por lo que realizar una actividad física de suave intensidad y con el menor impacto posible resulta beneficioso.


Así que, si eres una persona activa, a quien le gusta realizar deporte o ama practicar pilates y has sido diagnosticada con osteoporosis ¡No te angusties! No tienes porqué renunciar a los entrenamientos que tanto amas ni perder la fuerza que has ganado con los años.


¿Por qué Pilates es una buena opción?


En este sentido, practicar pilates en casos de osteoporosis es un gran acierto, ya que esta es una práctica de bajo impacto basada tanto en estiramientos, fuerza, equilibrio y resistencia que nos permite trabajar zonas del cuerpo de forma muy completa, ayuda a aumentar la densidad ósea de los huesos, disminuyendo su pérdida progresiva, e incrementando la estabilidad corporal y los reflejos, lo cual es primordial para evitar caídas que puedan terminar en fracturas.


Por ello, realizar pilates es una de las mejores soluciones contra la osteoporosis, ya que pone énfasis en mejorar la postura, el equilibrio y la alineación corporal, activando también la musculatura para mover los huesos y poder aumentar poco a poco la densidad ósea. Además, es suave para las articulaciones y muy adaptable a todas las edades, siendo también un gran ejercicio para las personas mayores.


Ya sea que se practique en un Mat o en un Reformer, Pilates fortalece los músculos centrales y del tronco, fortaleciendo también la espalda baja y mejorando el equilibrio, haciendo que las actividades cotidianas sean más fáciles y seguras.


Consejos para mejorar tu seguridad al practicar Pilates


Si estás interesado en comenzar o continuar practicando esta disciplina en beneficio de tu salud, es importante que sepas qué movimientos evitar.

  • Evita la flexión o torsión hacia adelante y con carga, en su lugar, mejora la fuerza central con patadas a una pierna, planchas con las rodillas apoyadas y los ejercicios de Pre-Pilates que no implican levantar la cabeza del suelo.

  • Concéntrate en la extensión o la flexión hacia atrás, por ejemplo, practicando una patada de doble pierna modificada.

  • Practica la articulación de la cadera con la espalda plana, como en las sentadillas, ya que esto fortalecerá las piernas y el tronco mejorando la postura y ayudando a realizar las tareas diarias que implican levantar objetos.

  • Evita la torsión espinal profunda, en su lugar, concéntrese en giros suaves con ambos hombros sobre la colchoneta. Esto puede ayudar con la conducción y otras actividades que implican girar la cabeza hacia un lado.

Es importante que tengas en cuenta que desarrollar tus huesos no sucederá en el corto plazo, es un proceso que toma tiempo y años, por lo que hay que ser pacientes, pero lo que puedes lograr a corto plazo es prevenir la pérdida ósea con que ya cuentas.


Además, Pilates también te ayuda a elevar tu estado de ánimo, a mejorar tu movilidad y a aumentar tu confianza.


¿Estás lista(o) para probar Pilates? En MindBody contamos con clases de Pilates adaptadas a tus necesidades y con excelentes profesionales que te indicarán cómo hacer correctamente los movimientos y te guiarán paso a paso en tu progreso para que obtengas el máximo beneficio.


Para más información sobre nuestros planes, no dudes en contactarnos.


Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page