Pilates Postnatal. La mejor recuperación para las nuevas madres


Con la llegada de un nuevo bebé al hogar, muchas veces las madres enfocan toda su atención en atender al recién nacido dándole una dedicación plena, lo que resulta en tener muy poco tiempo para ellas mismas, olvidando sus propias necesidades, como, por ejemplo, una buena recuperación postparto, ya que, tras la gestación y el parto, sus cuerpos cambian radicalmente.


Para lograrlo, la práctica de Pilates Posnatal es muy recomendable, ya que el ejercicio controlado es de gran ayuda tanto para la salud física como emocional, siempre teniendo en cuenta factores como el tipo de parto, la estructura del abdomen y suelo pélvico, entre otros, al momento de diseñar el programa de entrenamiento para considerar las necesidades específicas de cada caso.


Algunos de los beneficios del método Pilates para después del parto son:

  • Mejor recuperación tras el esfuerzo del parto, aliviando los dolores posteriores a ello.

  • Fortalecimiento del suelo pélvico, logrando mayor fuerza interior para soportar los órganos internos, controlar las vías urinarias y soportar mayores presiones.

  • Permite retomar una correcta respiración.

  • Disminución de los kilos ganados de forma más rápida y segura.

  • Aumento del tono muscular y mejorar la forma física.

  • Mejora la musculatura de la espalda.

  • Incremento de la energía, fuerza y resistencia.

  • Mejor control postural.

  • Disminución del cansancio, estreñimiento, ansiedad, depresión y retención de líquidos.

  • Disminución del riesgo de lesiones a causa de la fatiga acumulada.

  • Favorece la conexión cuerpo y mente. Ayuda a tomar conciencia del propio cuerpo y de nuestra mente, ayudando mucho en esta época tan cargada y estresante.


Cabe mencionar, que para iniciar con Pilates también es importante contar con la aprobación del médico, ya que un tema de relevancia es vigilar la diástasis del recto abdominal, ya que, si los músculos del recto aún están separados, no es recomendable la práctica de ciertos ejercicios, ya que como la zona abdominal impulsa los movimientos se puede producir un abultamiento en ella. Sin embargo, en estos casos, Pilates también es de gran utilidad al realizar ejercicios isométricos que fortalecen la musculatura abdominal después del parto.


En este sentido, algunas recomendaciones para iniciar Pilates Postnatal son:

  • Esperar entre cuatro y seis semanas luego del parto, y siempre lo mejor será consultar con un médico.

  • Hacer ejercicio después de darle de lactar al bebé, así las mamas no estarán llenas y será menos molesto.

  • No realizar ejercicio muy intenso, pues un alto nivel de ácido láctico podría modificar el sabor de la leche y ocasionar un rechazo por parte del bebé.

  • La combinación de Pilates con natación es ideal.

  • Adecuar las cargas de peso de manera progresiva según los casos particulares.

  • Es muy necesario, durante la lactancia, recuperar los líquidos perdidos durante el ejercicio.


Además, antes de iniciar en esta disciplina, es muy importante tener especial cuidado en los siguientes casos, los cuales necesitarán una completa recuperación y autorización médica:

  • Complicaciones graves en la episiotomía.

  • Hemorragia postparto.

  • Tensión sanguínea alta.

  • Laxitud articular

  • Diástasis

  • Hemorroides


Recuerda que en MindBody Pilates Studio, ofrecemos clases de Pilates adaptadas a tus necesidades y con excelentes profesionales al cuidado de tu salud física y mental. Para más información sobre nuestros planes, no dudes en contactarnos.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo