top of page

Pilates y el suelo pélvico 😄🤸‍♀️


¿Qué es el suelo pélvico?


El suelo pélvico es un grupo de músculos y otros tejidos que forman una especie de cabestrillo o hamaca a través de la pelvis. En la mujer, su función es mantener el útero, la vejiga, los intestinos y otros órganos pélvicos en su lugar para que puedan funcionar adecuadamente, sin embargo, con el tiempo este puede debilitarse o lastimarse haciendo que estos órganos vitales se desplacen de su posición ideal.


Además, es importante entender que el suelo pélvico funciona todo el día. Por ejemplo, en este mismo momento, al igual que el corazón y los pulmones, los tejidos del suelo pélvico están haciendo su trabajo para mantener los órganos en su lugar y funcionando.


Un mal funcionamiento del suelo pélvico puede generar una gran variedad de problemas físicos como psicológicos, como la incontinencia urinaria y fecal, prolapso de órganos pélvicos, disfunciones intestinales, dolor pélvico y lumbar crónico, disfunción sexual y trastornos vulvares.


¿Qué papel juega el Método Pilates en la salud del suelo pélvico?


Pilates es un entrenamiento ideal para conseguir el control y la alineación del cuerpo, trabajando la postura, el equilibrio y los músculos, así como también la coordinación y respiración.


Casi todos los entrenamientos de pilates tienen como objetivo restaurar y equilibrar la movilidad de la cadera y columna. Por ello, de modo general, muchos de estos están desarrollados para fortalecer, sobre todo, la zona clave que influye en la musculatura perineal: el core, lo cual influye bastante en el fortalecimiento del suelo pélvico.


Los factores clave a tener en cuenta al realizar pilates para mejorar la salud del suelo pélvico son: enfocarse en nuestra respiración, reducir el estrés en nuestras vidas y realizar ejercicios y movimientos adecuados para fortalecerlo.


Algunas recomendaciones a tener en cuenta al practicar pilates para fortalecer el suelo pélvico son:


  • Tomar conciencia del suelo pélvico para saber dónde está y cómo activarlo en situaciones de aumento de la presión intraabdominal. Se recomienda contraer estos músculos al hacer cualquier movimiento de Pilates.

  • Evitar los ejercicios que activan los rectos abdominales. La activación de los rectos aumenta la presión abdominal y empuja todo el aire hacia la pelvis. Realizar los ejercicios abdominales tradicionales puede debilitar el suelo pélvico o incluso provocar un prolapso genital.

  • Al realizar los ejercicios, evita aguantar la respiración. Se trata de mantener la respiración profunda, con respiraciones más largas que las inspiraciones para activar el core y reducir las presiones abdominales.

  • Por último, evita hacer ejercicios con la vejiga llena.


Si deseas sacar una cita para clases de pilates, sigue estos enlaces que te llevarán a nuestro WhatsApp:

Temas que te recomendamos:

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page