top of page

¿Por qué no puedo estirar las piernas en los ejercicios de pilates?

Lograr estirar las piernas completamente puede deberse a múltiples factores, como la flexibilidad, pélvis, postura, anatomía, entre otros. ¡Pero recuerda, tu nivel de flexibilidad no define tu nivel de habilidad!

Ya sea en ejercicios sentados como Saw o Spine Stretch Forward, o con las piernas en el aire como Leg Circles, Open Leg Rocker o Teaser, es común encontrar obstáculos para lograr un estiramiento completo de las piernas.


Sin embargo, es importante comprender que la capacidad de estirar las piernas en Pilates no siempre refleja el nivel de habilidad de una persona. Son varios los factores pueden afectar la capacidad de una persona para estirar y mantener las piernas rectas durante los ejercicios de Pilates, como por ejemplo:


  • Falta de flexibilidad: La rigidez en los músculos isquiotibiales, las caderas o la espalda baja pueden limitar el rango de movimiento.

  • Limitación en la Movilidad Pélvica: La movilidad limitada en la pelvis, debido a lesiones anteriores, debilidad muscular o tejidos desacondicionados.

  • Desequilibrios Posturales: La mala postura y los desequilibrios en el cuerpo pueden interferir con la alineación adecuada y la mecánica del movimiento.

  • Estructura Anatómica Individual: Cada persona tiene una estructura anatómica única, que incluye variaciones en la longitud de los huesos, la forma de las articulaciones y los puntos de unión muscular. Estas diferencias individuales pueden influir en la capacidad de estirar las piernas en Pilates.


Pero recuerda, en Pilates el enfoque principal es el fortalecimiento del Powerhouse, que incluye el abdomen, la espalda baja, las caderas y los glúteos. En lugar de obsesionarte con estirar las piernas, es crucial concentrarse en mantener una buena forma y alineación durante los ejercicios.


Entonces, ¿Cómo puedo mejorar mi práctica de pilates?


  • Focalízate en la Alineación: Mantén una postura erguida y concentra tu atención en el núcleo, la pelvis y la columna vertebral en lugar de preocuparte por la rectitud de las piernas.

  • Flexiona las rodillas si es necesario: En ejercicios como Spine Stretch o Saw, permite que tus rodillas estén ligeramente dobladas si eso te ayuda a mantener una postura adecuada y a evitar tensiones innecesarias.

  • Utiliza modificaciones y progresiones: Si encuentras dificultades para estirar las piernas en ciertos ejercicios, utiliza modificaciones y progresiones que te ayuden a desarrollar fuerza y mejorar gradualmente la extensión de las piernas.

  • Practica la paciencia y la persistencia: El progreso en Pilates lleva tiempo y constancia. Celebra tus pequeños logros y mantén una actitud paciente y perseverante en tu práctica.



En resumen, estirar las piernas por completo en Pilates puede ser un desafío para algunas personas debido a una variedad de factores. Sin embargo, con una atención cuidadosa a la forma, modificaciones apropiadas y una práctica constante, es posible mejorar la capacidad de estiramiento y disfrutar plenamente de los beneficios de Pilates para el cuerpo y la mente.


¡Recuerda que cada cuerpo es único y que el progreso es un viaje individual!

Σχόλια


bottom of page